La espalda es un área del cuerpo que generalmente no atendemos cuando de bajar de peso se trata. Sin embargo, en esta área del cuerpo también se pueden formar los molestos depósitos de grasa o "rollitos". Sin embargo, con una buena alimentación y los ejercicios adecuados, podemos olvidarnos de ellos.

ejercicios-espalda

Para averiguar si tenemos rollitos en la espalda podemos hacer esta sencilla prueba: estiremos nuestros codos de manera horizontal,  y luego empujémoslos hacia atrás. Sentirás que en el centro de tu espalda tienes acumulación de grasa. También, justo encima de la cintura en algunas mujeres, se deposita material adiposo muy antiestético.

¿Cómo deshacernos de estos molestos rollitos?

Lo primero que debemos de entender es que eliminar los rollitos de la espalda es bastante difícil, pero no imposible. Por lo que nuestra primera herramienta de trabajo será la constancia y mucha perseverancia. Los resultados de hecho no se verán a primera vista, pero sí a largo plazo.

Los ejercicios de los brazos y hombros son fundamentales, pues hacen también trabajar a la musculatura y articulaciones de la parte superior del cuerpo, lo que, a la vez, hace trabajar los músculos de la espalda, por ello, debemos focalizar en trabajar los brazos, antebrazos y hombros como segundo paso, para ir bajando los molestos rollos de la espalda y columna vertebral.

La importancia que tienen los ejercicios que hacen participar a nuestros músculos y articulaciones de la parte superior del cuerpo está relacionada con los movimientos que repercuten en nuestros hombros, y estos, a su vez, en la espalda y en la columna vertebral, por lo que se beneficia gran parte del cuerpo. Incluso realizando trabajos de cintura, incidiremos en trabajar también nuestra espalda.

Te recomendamos que practiques deportes como la natación, el tenis, el básquet y el vóley, en los que el movimiento constante y el trabajo fuerte con los brazos, te hará trabajar los músculos de la espalda y las escápulas (huesos que se encuentran cerca del omóplato). Así los irás tonificando.

Practica también este par de ejercicios en tres series de 15 repeticiones cada una todos los días, son ejercicios focalizados para tu espalda:

  • En posición como para hacer planchas, eleva la espalda dorsal hacia arriba, como un gato, al curvar el lomo hacia arriba. Vuelve a la posición inicial sin bajar el tronco.
  • Échate de espaldas al suelo y extiende los brazos hacia el techo sosteniendo un peso (dos mancuernas por ejemplo). En esa posición, eleva los hombros despegándolos del suelo y vuélvelos a su posición original.

Imagen: La medicina natural y remedios.

Comentarios

gracias lo are

Comentado por Luz Aurora — 22 Diciembre 2012 @ 21:56 pm

Si deseas comentar puedes ingresar o regístrarte.

« volver